Sierra norte de Sevilla.

Sierra norte de Sevilla

Cazalla de la Sierra

Debido al COVID y principalmente a la lesión de Sandra, en la primera mitad de 2021 apenas hemos podido movernos de casa, ni siquiera por la provincia. Pero cuando más lo necesitábamos (ya sabéis que solemos escaparnos como poco cada 2 meses) pudimos encontrar un lugar especial en La Sierra Norte de Sevilla: Cazalla de la Sierra. Allí es donde nos escapamos 3 días con la intención de relajarnos y desconectar y vaya si acertamos.

Es cierto que la Sierra Norte está repleta de pueblecitos y pedanías que poco tienen que envidiarse entre ellas, pero Cazalla de la Sierra, en pleno Parque Natural de la Sierra Norte, nos convenció tras la ya conocida investigación de la zona que hace Sandra antes de salir de casa.

Qué ver

Aunque apenas cuenta con 5.000 habitantes, tanto el pueblo como los alrededores ofrecen las suficientes visitas y actividades como para que el finde se te quede bien corto. Así que decide bien qué quieres hacer y prioriza o, tal vez, puede que te deje con ganas y vuelvas pronto de nuevo.

Monasterio de la Cartuja

En realidad, la mayoría conocemos las cartujas de Sevilla, Jerez y Granada. Sin embargo, si escribes en el buscador «Monasterio de la cartuja» te aparecerá «de Cazalla de la Sierra» en el autocompletar. Además de poder visitarlo, este monasterio también ofrece alojamiento, celebración de eventos y retiros. Por solo 4€ (2€/niños) y principalmente de viernes a domingo, puedes visitar este monumento considerado bien de interés cultural.

La Cartuja de Cazalla (@cartujadecazalla)
La Cartuja de Cazalla (@cartujadecazalla)

Convento San Agustín

Aunque actualmente forma parte del edificio del Ayuntamiento de Cazalla de la Sierra y estará en obras al menos parte del 2020, el interior de este antiguo convento bien merece un ratito de tu visita. No te apures, no te llevará apenas tiempo, pero la blancura desgastada por el tiempo mostrando los antiguos ladrillos bajo ella, hacen de este lugar un espacio con cierto encanto casi nostálgico.

Iglesia Plaza Mayor e Iglesia de La Consolación

Nada menos que Diego de Riaño diseñó esta obra arquitectónica renacentista. Aunque no es del todo renacentista, más bien se divide en dos, una parte renacentista y la otra mudéjar. Ya te va molando más bicherarla, ¿verdad? Parece que se empezó a construir una primera iglesia mudéjar sobre el s. XV pero un siglo después se derribó parte de ella para comenzar la zona renacentista. Por cierto, si la iglesia contara con una columna más pasaría a ser Santa Iglesia Catedral.

Fuente: Sevillapedia.

El municipio

Aunque podríamos seguir dándote algunos puntos más interesantes de Cazalla de la Sierra, realmente lo que más nos gustó fue perdernos por sus calles a cual más blanca y encontrar rinconcitos donde pararnos a tomar unas tapas o probar el famoso licor que tanto caracteriza este pueblo. el anís, ya sea seco o dulce. Así que disfruta, descubre, come y, sobre todo, saborea Cazalla de la Sierra.

  • Dónde aparcar: el pueblo se puede visitar caminando, que no te agobie no encontrar sitio. Aunque aparques «a las afueras» estarás cerca de todo.
  • Cuánto tiempo dedicarle: nosotros no dedicamos más de medio día al pueblo entero. En realidad depende de tu ritmo, puedes dividirlo en dos mañanas y aprovechar para comer en más sitios.

Alojamiento

Como te hemos comentado al principio, esta era una escapada de desconexión y relax, pero no podíamos abusar de los paseos porque Sandra sigue coja y con muletas. Así que nuestro objetivo era encontrar un lugar para descansar la otra mitad del día que no estábamos explorando la zona.

Entrada
Porche
Salón

Tras una minuciosa búsqueda decidimos alojarnos en El Lagar de Viña Vieja, justo en una de las entradas del pueblo para estar a un paso, pero con suficientes hectáreas para poder dar paseos con los perritos y a nuestro ritmo, sin molestar a nadie (y sin que nadie nos molestara a nosotros dos, a cual más antisocial).

Y así, rodeados de verde, azul y de animales, alquilamos una de las 3 casas con piscina que ofrece la finca. Por una parte, el parking es gratuito, así como la leña para la chimenea y que te lleves a tus mascotas. Por otra parte, las casas están totalmente equipadas (y muy limpias) si quieres relajarte en casa y no salir a comer fuera. Es más, puedes elegir entre usar la cocina o la barbacoa para una comida serrana y casera (nosotros hicimos ambas y luego siestorra).

Pero sin duda, lo mejor era despertar así y atardecer así.

Aunque yo sé que os molan más los vídeos:

Dónde comer

Mesón la Bolera

En realidad nuestra intención era comer en Bar Rincón del Gallo, pero al llegar estaba cerrado y decidimos pasear hasta el nº 2 de la lista, Mesón la Bolera, junto al Ayuntamiento y la famosa Plaza del Concejo. Allí nos atendió una camarera súper maja del pueblo de toda la vida, que nos aconsejó también cositas frescas y moriscas (gentilicio de Cazalla de la Sierra).

Lo bueno es que puedes elegir entre comer dentro o en la placita, hacía un día espectacular, así que decidimos fuera a la sombra de los arbolitos. Primero unos pimientos de padrón y media de chorizo de jabalí, ya sabéis que aquí se come chacina de la buena, buena. Segundo una de carnaca, un buen secreto con su guarnición, y unos champiñones rellenos que quitaban el sentido. En total, salimos rodando de allí por 36€.

Restaurante Cortijo Vistalegre

En esta ocasión queríamos despedirnos comiendo de lo lindo en un lugar con vistas, así que bicheamos (bueno, Sandra, porque el carvito nunca hace nada) hasta encontrar este restaurante a la entrada de Cazalla de la Sierra. De nuevo puedes elegir entre interior o exterior, un patio enorme donde puedes estar en el porche o directamente en pleno patio.

Al contrario que el Mesón la Bolera, encontramos este restaurante más chic y menos morisco. Hay que decir que la comida estaba buenísima, pero no es tan «casera» como cualquiera de los bares que puedes encontrar en el pueblo. Así que te damos un variadito para que tú elijas.

Primero pedimos un paté de carne y una empanadilla de la casa para compartir, madre mía cómo estaba eso… Luego, aunque estábamos casi llenos, llegó una parrillada de verduras y un buen entrecot de ternera. Confieso que ambos estaban muy ricos, pero los primeros platos eran de otro nivel. De nuevo, llenísimos y satisfechos, por 41,20€.

Senderos y paseos

Por fin llega la parte que más nos gusta (bueno, la verdad es que la de comer y relajarnos también) pero con esto completamos el círculo y podremos hincharnos de comer sin remordimientos. Aunque nuestra visita fue en abril, el tiempo acompañó cada día y las temperaturas eran ideales para pasear.

Por norma, Sevilla tiene fama de calurosamente insoportable en verano, pero ten en cuenta que esto es la Sierra Norte de Sevilla, así que no tienes que temerle. Solo sé consciente de equiparte bien e hidratarte y consulta el tiempo antes de darte una buena caminata (vamos, que en realidad esto no tenemos ni que decírtelo nosotros).

Cazalla de la Sierra ofrece un buen número de opciones para todas las edades y niveles. Desde el sendero del Molino del Corcho o de Las Laderas, con menos de 10km, a rutas de más de 40km. Y, lo mejor, te recuerdo que estás en pleno Parque Natural de la Sierra Norte. De hecho, la web de Cazalla de la Sierra cuenta con amplia información con rutas, desniveles y hasta mapas señalados. Por otra parte, si quieres bichear la Vía Verde de la Sierra norte o las distintas rutas de la zona, también puedes consultar toda la info en la misma web de Turismo de Cazalla.

Por desgracia, Sandra no está en condiciones de hacer ni medio km, así que nos dedicamos a caminar por los alrededores de la finca de la que te hemos hablado, El Lagar de Viña Vieja, que cuenta con 11 hectáreas. Y así, rodeados de ovejas, cabras, gallinas y verde, mucho verde, los cuatro disfrutamos de una escapada a apenas un par de horas de casa.


Y ahora, ¿quieres que te enseñemos más zonas de España o el resto del mundo?

Últimas entradas

Sígueme en Instagram y Facebook para estar al día de todo 😉


Sierra norte de Sevilla.
Scroll hacia arriba