parallax background

Guía rápida para fotografiar la Aurora Boreal

Consejos y preparativos para viajar a la Laponia Noruega
febrero 10, 2019
Motivos para viajar a Stonehenge.
febrero 21, 2019

¿Os gustan las fotos de zapatillas viajeras? Pues el artista tiene nombre y hoy os dedica un artículo sobre ¿cómo fotografiar las auroras boreales? La guía perfecta para que tu viaje quede inmortalizado para siempre.

Nota: Todas las Auroras que verás en esta entrada son de nuestro viaje a la Laponia Noruega.

Jose Salido

Así que necesitas una manilla para hacer fotos a las auroras, ¿eh? No te preocupes, es bastante sencillo… aunque recuerdo mi primera vez… uffff… no tenía nada de sencillo y, sin la ayuda de un blog que encontré (que me gustaría recordar para darle el crédito que merece), no hubiera sido capaz de captar aquella aurora en mi cámara.

Voy a intentar no usar términos demasiado técnicos pero hay un mínimo que debes saber, ¿vale? Venga, ahí voy…

...una cosa antes: si lo que te interesa es el resumen y no el por qué de las cosas, ve directamente al final del artículo. Pero me habrás hecho un feo, ¿eh?, que lo sepas 😝

Ahora sí, empiezo...


Tipo de cámara

Para ahorrarte la lectura del resto del artículo, pongo el tipo de cámara en el primer punto. No te vale cualquier cámara y, desde luego, no vas a poder hacer fotos de la aurora con tu teléfono, aunque, la verdad sea dicha, estoy deseando que esa frase quede desactualizada y que los teléfonos permitan mayor control. Pero, de momento y desafortunadamente, guarda tu teléfono.

Tampoco vas a poder hacer fotos con las cámaras compactas. Necesitas poder controlar manualmente la exposición: apertura, velocidad, iso. También el balance de blancos y, desde luego, el enfoque. Si tu cámara no permite cambiar estos parámetros, tampoco te va a servir. De hecho, incluso algunas compactas de alta gama que sí lo permiten, luego no te dejan combinar los parámetros libremente y tienen ciertas restricciones de iso a valores altos de tiempo de exposición (varios segundos). Te recomiendo que revises el manual de tu cámara antes de arriesgarte.

Por lo general, no te la juegues y pide prestada a algún amigo una réflex o una mirrorless.


Lugar oscuro:

Trata de localizar una ubicación con la menor contaminación lumínica posible. De esta manera, el contraste entre la iluminación de la aurora y el cielo será mayor. Depende de la composición que vayas a fotografiar, puede que te interese un poco de luna en el cielo que ilumine el sitio en el que estás, los árboles, etc. Lo digo para no sacar una raya verde sobre fondo negro. Pero, por lo general, huye de ciudades y núcleos altamente iluminados, no verás casi nada.


Clima

Esto te va a parecer una obviedad pero necesito decírtelo: las auroras son fenómenos que se producen en la magnetosfera. El término técnico para determinar la altura a la que está esta capa es “alto de pelotas”. Eso significa que están muy por encima de las nubes. Por lo tanto, si ves que el cielo está nublado o está nevando, quédate calentito en casa porque no vas a ver nada. Las nubes te van a tapar el espectáculo. Lo ideal es que el cielo esté despejado o, al menos, la parte donde se esté produciendo la aurora.


Trípode

Olvídate de hacer fotos a las auroras sin trípode. Se trata de fotografía nocturna, son exposiciones largas, a mano te va a salir muy movida y vas a arruinar la foto. Lleva siempre un trípode. Más grande o más pequeño. Mi recomendación es que lleves uno que sea lo suficientemente estable porque no es raro encontrar viento e incluso la misma correa de la cámara colgando puede hacer de vela y moverte la foto. Hazle un nudo a la correa y listo, tampoco hay que ponerse muy pro. Hay trípodes con un pequeño gancho que te permiten colgar la mochila para darle un poco más de peso a todo el conjunto y hacerlo más estable. Lleva el trípode que sea pero lleva un trípode.


Disparador remoto

Este punto es opcional pero muy recomendable, te explico: queremos que la foto no salga movida pero la propia presión del dedo sobre el botón va a hacer que se mueva la cámara al soltar el botón. Siempre puedes poner el temporizador para que salte la foto pasados unos segundos, desde luego, pero te vas a hartar de esperar esos segunditos con cada foto que hagas. Te pongo un ejemplo de disparador remoto para algunas Nikon: ejemplo de disparador remoto.

Desde luego, por 2€ en AliExpress, te aseguro que es una pieza de equipamiento súper recomendable.


Baterías

El frío extremo hace que las baterías se consuman súper rápido. No te va a venir mal llevar alguna batería de repuesto en tu bolsillo. Sí, llévala en el bolsillo del pantalón, dentro del abrigo o donde quieras pero guárdala cerca de ti para que conserve la temperatura. Créeme que no quieres estar sacando unas de las mejores fotos de tu vida, que se te gaste la batería y, cuando vayas a tirar de la de repuesto, esté congelada y tampoco te sirva. Yo te he avisado, ¿eh? 😉


Objetivo

Vas a querer sacar cuanto más cielo, mejor, ¿verdad? Pues llévate el gran angular más luminoso que tengas. O el que tengas, a secas. El mismo 18-55 que viene con el kit estará bien. No es nada luminoso pero te va a dar el apaño. Mi primera vez fue con uno de esos. Ahora tiro con un Tokina 11-16 f2.8 y es maravilloso pero, como se suele decir, la mejor cámara es la que llevas encima. Y si un 18-55 es lo que tienes, pues te vale. Como si es un 24-70. Lo que debes saber es que puedes dejar tu 50mm prime en casa, o cualquier teleobjetivo, no se sacan auroras con un 200 😜


Balance de blancos

Venga, vamos a empezar ya a configurar la cámara, ¿no? Como la aurora está formada por partículas de viento solar que chocan con la capa magnética de la tierra, queremos decirle a la cámara que es el sol quien ilumina aquí y que ponga la temperatura de color correcta. Así que nos vamos a la configuración, balance de blancos y elegimos el sol. Ahora nuestra foto tendrá los colores correctos. El color, por cierto, va a depender de la composición química de la zona exacta donde impactan esas partículas de viento solar y del estado de energía que alcanzan. Pero no nos vayamos por las ramas que, hasta ahora, esta parte había sido fácil.


ISO

Vamos a hacer fotografía nocturna y no queremos irnos a tiempos de exposición inmanejables, nos saldría todo el cielo verde y no veríamos nada, necesitamos congelar (muy apropiado el verbo, sí) la figura en el cielo. Debemos irnos a lo más alto que nuestro sensor sea capaz de manejar sin meter demasiado ruido en la foto. Hoy día, rara es la cámara que no maneja bien un ISO 3200. Yo apostaría por ese valor.


Apertura

La idea es la misma que antes, reducir al máximo el tiempo de exposición. Para ello, debemos establecer la menor f posible. Si tienes f2.8, estupendo. Si tienes f3.5 ó f4, pues nada, saldremos adelante, no te preocupes. El caso es que abras al máximo el anillo de tu obturador para que entre la mayor cantidad de luz posible.


Velocidad de obturación

Aquí está la madre del cordero. Lo mejor es que pruebes, pero te lo voy a explicar. Hay varios factores que van a afectar a la velocidad:

  • La ISO que hayas puesto, ya explicado.

  • La apertura que hayas podido configurar en tu objetivo, también explicado ya.

  • La iluminación que haya en el lugar que hayas escogido, lo mencioné también antes.

  • La intensidad de la aurora que estés viendo. Pueden ser más fuertes o más débiles, y las más débiles necesitan un ratito más de exposición para salir. Las más fuertes se ven con menos tiempo de exposición. Técnicamente, esa fuerza se mide con el índice Kp, que indica la actividad geomagnética del fenómeno y se usa, sobre todo, para determinar la probabilidad de que aparezcan auroras.

Mi primera vez hice casi todas las fotos entre 8 segundos y 15 segundos de exposición. Hoy día, esto lo veo como una barbaridad pero, sin embargo, no había otra alternativa. Puse ISO 1600, f3.5 con mi 18mm y a menos de 8 segundos se veía demasiado oscuro todo.

La última vez, usé ISO 3200, f2.8, 11mm y todas las fotos iban entre 2 y 4 segundos de exposición. Como decía al principio, prueba. Si te salen oscuras, ve a por un mayor tiempo de exposición. Si se te emborrona la aurora con ese tiempo alto, intenta subir la ISO pero haz zoom en la foto que hagas para ver si te sale demasiado grano.

Enfoque

Te van a decir que enfoques al infinito para sacar el cielo. Nada, pasando. Vamos a ser prácticos y vamos a buscar la hiperfocal. Pon tu objetivo en enfoque manual. Bájate una calculadora de hiperfocales, las llaman “DoF Calculators” (calculadoras de profundidad de campo). Yo uso esta aplicación.

...y me va genial. Fíjate en la foto: puse que estaba usando mi 11mm, que la f era 2.8 y empecé a mover el deslizador de la distancia hasta que me cogía el infinito. El resultado es que, enfocando a 1.5 metros de distancia de mi cámara, tengo enfocado un rango desde 76 centímetros hasta el infinito. Mejor eso que enfocar al infinito y perderme todo el paisaje intermedio, ¿no?

Haz la cuenta pero ya te adelanto que, si vas a tirar con tu 18mm, f3.5, enfoques a 3 metros por lo menos.


Flash / linternas

Hombre, no quiero entrar en técnicas de light painting ni nada raro (aunque aquí lo bonito es jugar, investigar, equivocarse… aprender), pero te va a venir genial un flash si quieres salir en la foto y no parecer un borrón fantasmal y oscuro delante de un cielo perfectamente expuesto y enfocado. Cualquier flash, de verdad, cualquiera.

Por cierto, en la más absoluta oscuridad, usar una linterna demasiado potente puede arruinar tu visión durante un rato. Pero vas a necesitar ver los botones de la cámara para poder cambiar los ajustes. Lo adecuado es pillar una linterna de esas que tienen un pequeño led rojo. Esas longitudes de onda no son tan dañinas y permiten que veamos lo suficiente.


¿Quieres salir en la foto con la aurora?

Esto ya es de nota, vamos a ver, nos podemos poner guays y llevar un montón de equipo pero, si viajas con más gente, será más fácil pedir que cojan el flash y le den al botón. En cualquier caso, si no vas con nadie o vas en pareja y queréis salir los dos en la foto, se me ocurre que puedes llevar un segundo trípode para el flash, con la distancia a la que coloques el flash puedes controlar su potencia (porque hemos dicho que te vale cualquier flash, aunque no sea ajustable) y con un controlador remoto puedes dispararlo cuando estés en mitad de la exposición de tu fotografía.

Por 13 euros tienes ese y va genial, yo es el que uso. Le pones uno al flash y el que iría en la cámara es el que usas de mando a distancia.

La secuencia es:

  • Pones tu cámara y estableces la composición / encuadre.

  • Colocas a tu acompañante y compruebas que está en el rango de enfoque.

  • Colocas el flash a la distancia que creas, ya lo cambiarás luego. Ojo que no salga el flash en la foto pero cuida que la sombra del trípode de tu cámara tampoco salga 😬

  • Le pones el temporizador a la cámara, disparas y corres a ponerte tú también en la foto.

  • Cuando estéis listos los dos (o los que seáis) y el temporizador haya terminado la cuenta atrás, se abrirá el obturador por los segundos que sea. Es el momento de darle al botón del remoto del flash. Asegúrate de mirar a la cámara y no al flash, de lo contrario, estarás un buen rato con el destello en tu retina por no decir que no saldrás mirando a cámara 😂

  • Esperas a que termine la foto, intentando no moveros mucho (aunque la exposición principal la da el flash, lo suyo es evitar el halo y las transparencias), y vas a ver la foto.

  • Si estáis muy oscuros con respecto al cielo y la aurora, acerca el flash. Si estáis quemados, aléjalo. Recuerda que la cantidad de luz es inversamente proporcional al cuadrado de la distancia así que pequeñas variaciones en la distancia tendrán gran efecto sobre la cantidad de luz que recibas. Pero puedes obviar esto y, simplemente, probar.

Aunque, como te decía antes, lo más fácil es darle el flash a alguien y que le dé al botón. Te ahorras el trípode del flash y el disparador remoto.


¿Necesitas un resumen?

Estoy de acuerdo, se me ha ido de las manos. Si quieres hacer fotos a las auroras, haz esto:

  • Ve a un lugar oscuro. No olvides las baterías extra.

  • Pon tu cámara en el trípode y apunta al cielo (saca un poquito de tierra también).

  • Pon la ISO a 3200 si tu cámara va bien a ese valor. Debería.

  • Pon la mayor apertura que tengas (la menor f). Será 2.8 ó 3.5… no más de 4, supongo.

  • Usa el gran angular: 11mm, 18mm, 24mm… no mucho más.

  • Prueba a enfocar a 3 metros y mira si el cielo está enfocado. Si no, prueba con 4m.

  • Empieza por 4 segundos de velocidad y ve probando.

¿Qué tal? No me cabe duda que, si has llegado hasta aquí, tienes un interés descomunal en fotografiar auroras. Seguro que lo haces genial y te traes unas fotos espectaculares. Eso sí, elige bien la época del año, el lugar, etc.

Espero que este artículo te haya servido de ayuda. No me importa que me pongas un mensajito en redes sociales si ha sido así 😉

Echa un vistazo al post en el que explico cómo preparé mi último viaje para ver auroras y cómo elegí el lugar, qué aplicaciones usé para medir la probabilidad, etc. Seguro que también te resulta interesante.


Sígueme en Instagram y Facebook para estar al día de todo 🤟🏼


¿Te ha gustado? ¡Pues comparte!

Sandra
Sandra
Apasionada de los viajes y aprendiz de bloguera. Se aceptan todo tipo de consejos :)