parallax background

Indonesia. Días 3 y 4. Qué hacer en Amed

Indonesia. Días 1 y 2. Cómo llegar a Bali.
junio 17, 2020
Burgos. Qué ver en 2 días.
octubre 3, 2020

Indonesia. Días 3 a 5. Qué hacer en Amed


Qué hacer en Amed


Hay una frase que empezamos diciendo anoche y acabaremos repitiendo casi en cada destino: "mañana con luz no parecerá tan malo". A veces, como hoy, acertamos.

No me gusta que el concepto paraíso esté anclado a imágenes idílicas con tonos turquesas. Nuestro paraíso esta mañana, al menos el mío, es marrón. Aunque estoy en un cuartillo de mala muerte que ni si quiera estaba preparado para ser habitado anoche, abro la ventana y así es "con luz no parece tan malo".

En realidad no tenemos planes. Primero desayunaremos tranquilamente y luego pasearemos por los alrededores para explorar la zona y ver qué hacer en Amed.



Alojarse en Amed


Si alguna vez has dormido en algún país del sudeste asiático te sonará esta parte. Alojarse en Amed (Bali) se diferencia de Tailandia o Camboya básicamente en el número de gallos que te despierta a lo largo de la noche... Realmente es complicado alojarse en algún lugar lejos de ellos, así que lo mejor es llevarte tapones para los oídos. Por otra parte, el alojamiento suele ser muy básico, pero los anfitriones suelen ser muy atentos y ayudarte en lo que puedan para facilitar tu estancia. Eso sí, olvida tu concepto de alojamiento europeo a no ser que quieras un alojamiento exclusivo lejos de la realidad balinesa, que no es lo que nosotros solemos buscar. Ya sabes que nos gusta mezclarnos con la gente y huir de lo más turístico, por eso vinimos a Amed.

Aunque hemos pagado menos de 10€ la noche por la habitación doble, también nos incluye el desayuno en el saloncito de la planta baja de la casa. Además el desayuno es a la carta y es más que suficiente. Eso sí, si esto te parece barato que sepas que en realidad los precios son más bajos. Es decir, los alojamientos que puedes consultar y reservar desde el sofá de tu casa son más caros solo por eso, para los que necesitamos llevarlo todo organizado desde casa. Sin embargo, una vez que llegues aquí te darán precios más bajos y reales por lo mismo. Es por ello que solo hemos reservado para una semana, el resto lo haremos desde aquí... Y mientras desayunamos, por fin se acerca alguien que habla (más o menos) inglés y nos indica que nos han preparado nuestra habitación, pidiendo disculpas por el malentendido de anoche.


Amed, huyendo del turismo de masas


Pues sí, la razón por la que elegimos Amed de entre las tantas posibilidades de Bali es porque estaríamos rodeados de templos, volcanes, y fondos marinos muy recomendables...y a su vez era una de las zonas menos turísticas de la isla. Sin embargo, que fuera poco turística conllevaba que no hubiera mucha info online al respecto, que llegar aquí no fuera fácil y que la oferta de servicios la tuviéramos que consultar literalmente sobre el terreno, como os hemos contando antes. Pero, ¿acaso supone algún problema? Para nada #hemosvenidoajugar y nos vamos a la calle.


Cosas que hacer en Amed


Prácticamente todos los alojamientos de Amed están en primera o segunda línea de playa, ya que la "avenida principal" es paralela a ésta. Así que pasear por la playa de arena negra con el volcán Agung de fondo es una de las actividades más originales y placenteras que. encontrarás en Amed. Así es: playa y montaña todo en uno, un privilegio. Pero no olvides que Amed no es muy turístico, por lo que los accesos a la playa suelen no estar indicados o bien atravesando algunas zonas de la más auténtica Bali. Junto a nuestro hotel tenemos un callejón estrecho para llegar a la playa, y el camino es más que original...

Por otra parte, en la playa la temperatura del agua es un gustazo y el color transparente hasta el punto de ver el fondo a varios metros. No te olvides la máscara, el snorkel y las aletas, porque es una maravilla nadar en estas aguas. Es cierto que en función de la zona de la playa de Amed tendrás más o menos vida marina. Precisamente esta zona cerca del volcán no tiene tanta, pero la playa es realmente enorme y las vistas al volcán Agung son casi de otro mundo. Así que, si cuentas con unos días, te recomendamos empezar aquí y acabar alojado en Jemeluk (más adelante te detallaremos esta maravilla de la naturaleza).


Amed, calle principal


Asimismo, la calle principal, la paralela a la playa, es el lugar perfecto para decidir qué hacer en Amed y bichear centros de buceo, agencias de excursiones o alquiler de motos (esto último tenlo bien claro antes de hacerlo, que las carreteras o caminos no están en su mejor momento). Nosotros paseamos tomando nota antes de comer para hacernos una idea de los precios y luego paramos a comer en un lugar súper local para tomar decisiones (que luego te resumiremos).

Claro que la calle principal no es probablemente como te imaginas, olvídate de acera o hueco o similar, pégate bien a los lados y cuidado con el tráfico. Además encontrarás contrastes a cada metro, un restaurante turístico y 2 locales y una granja o patio trasero de casa en medio. En realidad la calle es interminable, por eso la mayoría va en moto, pero en la zona donde estamos nosotros tenemos prácticamente todo cerca para ir a pie. Es decir, súper, centro de buceo, restaurantes locales... Eso sí, solo hay dos cajeros en la calle y suerte con que funcione alguno cuando vayas a sacar dinero... #zapaconsejo: saca dinero suficiente en el aeropuerto cuando llegues.


Comer en Amed


Después de un paseíto por la zona decidimos parar en Bliss Café, un restaurante muy local, a pedir algo de comer. Y es un triunfo: 2 zumos de fruta recién hechos, fish and chips y noodles por 90.000 IDR (unos 6€ todo), servicio atento, todo limpio y vistas a la playa.


Dónde bucear en Amed


Y, mientras comemos, miramos los distintos centros de buceo que hemos visitado y nos decidimos por uno de ellos por varios motivos. El principal es que estamos en el culo del mundo y no queremos arriesgarnos con un centro desconocido que bucee sin garantías. Pero además el centro que hemos elegido es de los más económicos, permite pagar por transferencia o tarjeta (algo complicado en la lejana Amed) y no sólo hablan inglés perfectamente también español. Por tanto, nos quedamos con Mimi y Julen de Amed Fun divers ¡y empezamos mañana!


Teletrabajo en Amed


Pero ya sabéis que aunque nos hayamos venido a la otra punta del mundo, el carvito trabaja cada día de lunes a viernes, así que sobre las 14h. se nos acaba el ocio y tenemos que volver al hotel a tirar de la wifi para que Jose se conecte con la reunión de la 8am en España. Si nos ha cundido tanto la mañana, imaginad si encima tenéis la tarde libre... ¡Alto! que Sandra está de permiso sin sueldo, no tiene por qué quedarse encerrada bajo WIFI... #byeangrycarvito



Buceando en Amed


Por fin vamos a bucear en Indonesia, y nada menos que en Tulamben (Amed), uno de los fondos marinos de Bali sobre el que hemos leído comentarios positivos a puñados. Puesto que el centro de buceo está a 3 minutos a pie de nuestro alojamiento, desayunamos algo ligero y a las 8h. estamos ya listos para salir. Nuestro Dive master es Tubuh, todo un personaje con un ojo súper entrenado para encontrar vida marina. Además, Tubuh es local, de Amed de toda la vida, y todas sus inmersiones han sido aquí, creo que no podemos tener más suerte en nuestra primera inmersión balinesa.

Tal como llegamos a Tulamben (unos 20 min. desde el centro) y aparcan la camioneta donde hemos viajado (incluida en el precio) nos quedamos embobados con las vistas del punto de buceo. Con que lo que vamos a ver en el agua sea la mitad de bonito que esto, nosotros nos vamos más que encantados.


En el fondo de Tulamben


Al final hacemos dos inmersiones, el agua está espléndida y la visibilidad inmejorable. Después de bucear en Australia, Cuba, el Mar Rojo y Méjico, Tulambén nos sorprenden para bien y solo acabamos de empezar. Por una parte el centro de buceo nos parece súper profesional y el Dive master un fuera de serie. Por otra, el fondo marino está súper cuidado y encontramos especies que hasta ahora no sabíamos ni que existían. Definitivamente, si buceas o quieres aprender, anota Amed en tu lista de deseos...

Pincha en las fotos para verlas.

Y sólo hay una cosa que nos sube el ánimo cuando se acaba la inmersión... bichear los libros de buceo y encontrar de nuevo los bichitos que nos han saludado bajo el agua y descubrir cuáles son los próximos que queremos ver. ¿Sabías que existe un nudibranquio Pikachu? ¿Y las almejas eléctricas? Definitivamente los libros de especies marinas son hipnotizantes...

Pincha en las fotos para verlas.


Mejor comida local en Amed


Sin duda, si quieres comer bien y barato en Amed lo mejor es hacerte amigo de gente local o juntarte con gente que ya viva allí. Tal como te hablamos antes, Mimi y Julen son dos españoles que dejaron sus vidas en el norte de España para venirse a vivir aquí y convertir su pasión por el buceo en su trabajo #laenvidiasananoscorroe. Apenas un día nos ha hecho falta para engancharnos a ellos y a su historia y nos llevan a su mejor restaurante local Warung Nikmat donde por unos 3€ persona te ponen un platazo de comida típica y un refresco o cerveza grande.

Después de esto tenemos claro donde vamos a comer cada día de los que estemos buceando, por la variedad, y la cantidad y además el precio. Aunque mañana nos vamos a las Gili, volveremos a Amed en unos días para seguir disfrutando de esta maravilla (y lo que viene es aún mejor, prometido).


Recuerda que tienes toda la información de los alojamientos que hemos reservado en Viajar a Indonesia.


⏮ Días 1 y 2. Cómo llegar a Bali.

⏭ Día 5: de Amed a las Islas Gili. (próximamente).


Sígueme en Instagram y Facebook para estar al día de todo ;)


¿Te ha gustado? ¡Pues comparte!

Sandra
Sandra
Apasionada de los viajes y aprendiz de bloguera. Se aceptan todo tipo de consejos :)