parallax background

Sudáfrica. Día 2: Hermanus-Ciudad Del Cabo, Lion’s Head.

Sudáfrica. Día 1: Ciudad del Cabo, Betty’s Bay y Hermanus.
octubre 26, 2018
Sudáfrica. Día 3: Ciudad del Cabo: Kloof Corner, Victoria & Alfred Waterfront, Camps Bay.
noviembre 4, 2018

Día 2: Hermanus-Ciudad Del Cabo, Lion’s Head.

El segundo día nos levantamos a las 7am, tenemos 2 horas de camino hasta Ciudad del Cabo y no queremos perder más tiempo del imprescindible. Aunque el desayuno del hotel está decente, lo que lo hace especial son las vistas. Una vez más el mar volvía a estar salpicado de ballenas curioseando en la costa.

Durante el desayuno descartamos la opción de acercarnos a ver las ballenas en barco. Por una parte, no podemos permitirnos estar 3 horas más en Hermanus. Por otra, el viento está en modo fábrica de olas y el viaje en barco sería cuanto menos movidito. Voy a omitir la parte de que Jose se marea solo con mirar el barco y que lo mío son los tiburones, que las ballenas me parecen demasiado grandes… Así que, descartada esta opción, nos acercamos al paseo marítimo a despedirnos de las grandullonas y nos vamos directos al hotel de Ciudad del Cabo.

Pincha sobre las fotos para verlas mejor


Nota sobre el hotel en Hermanus.

Con respecto al Hotel Windsor tenemos que reconocer que todos fueron muy amables, en algún caso hasta empalagosos. Sin embargo, a pesar de las vistas y la ubicación tuvimos una muy, muy mala experiencia que os contamos aquí. Por este motivo, NO lo recomiendo. En realidad, hay decenas de hoteles más económicos por la zona y con puntuaciones altas.

Una vez más, la carretera volvía a ser un gustazo, tanto por las vistas como por el tráfico. Sin embargo, conforme nos acercamos a Ciudad del Cabo, empezamos a ver las famosas “townships” (guetos) a ambos lados de la carretera. Por suerte o por desgracia, habíamos estado en nuestra burbuja de Hermanus y no nos habíamos topado con la realidad de Sudáfrica. Después de todo, en estos barrios de chabolas de hojalata, la mayoría de habitantes son de raza negra o mestiza. Durante el 'apartheid', el gobierno estableció estos guetos para separar a los ciudadanos siguiendo criterios raciales. Aunque estamos en 2018 y ahí siguen…

"Township" camino a Ciudad del Cabo

Finalmente, llegamos a nuestro alojamiento, Diamond's House, sobre las 12 h. Después de registrarnos y conectarnos a la wifi del hotel, comprobamos que Table Mountain sigue cerrada por viento. En realidad, hubiera bastado con asomarnos a la ventana de nuestra habitación. Aunque sabíamos que las vistas iban a ser privilegiadas, en directo son una gozada.

IMG_2008

Trail a Lion's Head.

Puesto que Table Mountain, uno de los puntos fuertes de Ciudad del Cabo, está cerrado, decidimos intentar el otro: Lion’s Head. Sin embargo, no queremos perder tiempo en sentarnos a comer. Por eso, cogemos nuestro coche y nos dirigimos a la montaña. A las 13:30h. estamos aparcando justo donde comienza la ruta, en el parking gratuito, donde también hay un puesto de comida. Así que, antes de comenzar la caminata, compramos bebidas y bocatas y nos ponemos en marcha.

Hemos leído (y mucho) que Lion’s Head se consideraba un trail de “nivel fácil”. Aún así, empezamos despacito y aprovechamos para fotografiar las hermosas vistas que el camino te regala desde la primera curva. Durante el ascenso nos vamos encontrando con gente corriendo, así sin más, en plan entrenamiento. Después de todo mi madre tenía razón, locos hay en todos sitios…

Los rincones de Lion's Head.

Mientras caminamos embobados, escuchamos unas voces sobre nuestras cabezas. Buscamos de dónde vienen y vemos a una pareja en lo alto de una roca que nos piden subir para hacerles fotos. Aunque el lugar no parece “especial” para fotografiar, vamos bien de tiempo, o eso creemos, y subimos a ayudarles. Por suerte termina siendo todo un acierto, las fotos lo demuestran:

Aunque la perspectiva pueda parecerlo, la zona donde hicimos estas fotos no es nada peligrosa. Y las fotos quedaron geniales como para subir cien veces más.

Así que aquí os señalo en el mapa el lugar exacto donde la encontraréis. Aunque tenéis que trepar un par de metros, merece la pena hacer una parada.

En cuanto acabamos la sesión de fotos seguimos rodeando la montaña y afortunadamente el grupo se va haciendo más grande. Además, empezamos a contar con gente que conoce la zona, lo cual fue de mucha ayuda a la hora de decidir si hacer la ruta corta o larga. Porque, de hecho, elegimos la corta y ¿recuerdas que era “nivel fácil”? Pincha en las fotos y los vídeos y juzga tú mism@. (En la última os señalo con círculos por donde teníamos que subir).

La cima de la Montaña.

Finalmente, y tras subir literalmente por las paredes de la montaña, llegamos a la cima de Lion's Head. Aunque hemos tardado más de lo previsto, casi hora y media, vimos necesarias las mil paradas para fotos. Así que, justo al llegar, nos dice un señor capense que debemos apresurarnos en bajar porque se acerca tormenta. ¿En serio? Mentiría si te digo que no lo veía venir... De hecho, en las fotos verás que hacía lo imposible para no salir volando…

Pincha sobre las fotos para verlas en grande.

Las vistas son maravillosas. A pesar del viento y la amenaza de lluvia, estábamos disfrutando de Lion’s Head porque es increíble. Sin embargo, empieza a chispear y tenemos que deshacer el recorrido. Y con la lluvia debe ser aún más facilito…

Así que volvemos a montar un grupito y empezamos a descender con rapidez. Sin embargo, cuando llega el momento de bajar por las grapas, entro en shock y si no es por la insistencia y ayuda de Jose, termino llamando un helicóptero de rescate. En realidad no quiero asustarte, porque mereció la pena y volvería (y volveré) a subir y bajar Lion’s Head. Pero será un bonito día soleado, sin viento ni brisa, con tranquilidad y muuuuuucho tiempo.

Finalmente, llegamos abajo en menos de 1 hora. Lo de bajar velozmente fue en serio.

Después de la aventura, nos vamos al hotel a ducharnos y reponernos para salir a cenar. Sin embargo, vemos que aún nos quedan bocadillos y que en el hotel hay bebidas (sobre todo vino sudáfricano)... Así que decidimos relajarnos en la habitación para empezar el día siguiente con fuerzas.

Al fin y al cabo, Lion’s Head ha sido una verdadera paliza, más por las prisas que por el recorrido, y aún tenemos semana y media por delante…


Sígueme en Instagram y Facebook para estar al día de todo ;)


¿Te ha gustado? ¡Pues comparte!

Sandra
Sandra
Apasionada de los viajes y aprendiz de bloguera. Se aceptan todo tipo de consejos :)